Por: Carlos Acero @CarlosAceroC

Las vacunas anti COVID-19 son los bienes de primera necesidad más importantes para la salud actualmente. Inmunizar a la humanidad en contra de la COVID-19 es el mayor reto al que se enfrentan los Estados y la institucionalidad de las organizaciones internacionales. Sin embargo, el acceso global a estos bienes está restringido por decisión política y económica de las principales potencias y empresas farmacéuticas multinacionales, quienes no contemplan la crisis como un asunto de salud pública sino como oportunidad de negocio, situación en la que quienes puedan paguen por la vacuna y quienes no se contagien, enfermen o incluso mueran.

Ante la iniciativa de imponer el “sálvese quien pueda” la India y Sudáfrica presentaron ante la Organización Mundial del Comercio -OMC- una iniciativa para liberar transitoriamente, mientras se logra controlar la pandemia, los derechos de propiedad intelectual que tienen las farmacéuticas sobre las vacunas. En términos sencillos: la iniciativa busca permitir a los Estados con menores recursos fabricar las vacunas o comprar las mismas a otros fabricantes sin que se requiera permiso de las compañías multinacionales, primando el bienestar general sobre el interés particular.

La discusión para liberar las vacunas, y a su vez liberar a los Estados de las imposiciones neocoloniales de las potencias y las multinacionales farmacéuticas comúnmente impuestas mediante la institucionalidad internacional, inició en octubre de 2020 en la OMC y tendrá resolución el 23 de febrero. En esa fecha se celebrará la reunión del Comité sobre Propiedad intelectual de la OMC en el que los Estados deberán manifestar si están de acuerdo, y por consenso, con la iniciativa.

A la democrática propuesta de India y Sudáfrica se han sumado Kenia, Esuatini, Mozambique, Pakistán, Bolivia, Venezuela, Mongolia, Zimbabue y Egipto[1], países que independientemente de sus sistemas de gobierno u orientación ideológica de sus mandatarios, coinciden en ser Estados de ingresos medios y bajos, carentes de recursos para vacunar con suficiencia a su población y en tener la convicción soberana en defensa de los derechos a la vida y la salud por encima de cualquier negocio.

Injustificadamente la posición de Colombia en tan importante discusión internacional ha estado ausente. Duque ha guardado absoluto silencio sobre la posición que adoptará el Estado en la OMC, mecanismo tramposo para esconder el asunto y congraciarse con los poderes de potencias y multinacionales, como ha sido su costumbre incluso desde antes de la pandemia. La conducta de Duque confirma su desprecio por la población colombiana y permite la vergonzosa reproducción de relaciones internacionales de dominación por parte de unas naciones sobre otras en pleno siglo XXI.

Si bien nada positivo se puede esperar del gobierno de Duque, enfáticamente debemos exigir que rectifique. No puede someterse el interés nacional, que en este caso coincide plenamente con la dignidad y progreso de la humanidad, a los intereses económicos que las potencias y multinacionales farmacéuticas impongan en la OMC. Mucho menos puede Colombia pasar a la historia por darle la espalda a los Estados débiles.

La buena noticia de la llegada de algunas vacunas a Colombia no debe ocultar tan importante decisión sobre las vacunas libres. Como sociedad debemos denunciar la conducta del gobierno en la OMC. Ello lo podemos hacer por medio de iniciativas como la de Médicos Sin Fronteras “no patentes en pandemia”, de congresistas de la oposición “vacuna como bien público para Colombia” y Médicos Sin Marca. Con valor civil debemos difundir estas iniciativas, sumar voces por la salud, la dignidad y contra la capitulación de la soberanía nacional.

[1] Información disponible en la página de la OMC https://www.wto.org/english/news_e/events_e/events_e.htm

Nota:

Para apoyar la iniciativa de Médicos sin fronteras ingresa a: https://www.msf.org.ar/firmar/no-patentes-en-pandemia

Para apoyar la iniciativa de los congresistas de Dignidad y la oposición ingresa a: https://www.change.org/p/iv%C3%A1n-duque-la-vacuna-contra-la-covid-19-debe-ser-un-bien-p%C3%BAblico-para-colombia

Para apoyar la iniciativa de los congresistas de Dignidad y la oposición ingresa a:  https://medicossinmarca.co/unete/

 

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here