DIGNIDAD extiende un saludo a todos las trabajadoras y trabajadores en su día, el 1° de mayo, fecha que conmemora las gestas reivindicativas que en todos los rincones del mundo han llevado a cabo millones de personas en procura de mejores condiciones de vida y de trabajo, forjando derechos y garantías para el ejercicio de su labor y persistiendo incansablemente en la dura tarea de organizar a hombres y mujeres en sindicatos y centrales obreras. Ustedes son baluartes en la creación de riqueza para al bienestar de la humanidad; sus aportes al desarrollo de la producción, el trabajo y la busqueda de una sociedad menos desigual son imprescindibles.

La fuerza laboral colombiana de 24 millones de personas está atravesando una de las peores situaciones en materia de derechos, libertades sindicales y condiciones de vida, somos uno de los países con la fuerza de trabajo peor retribuida, con salarios de miseria y ausencia de las garantías de negociación colectiva, asociación sindical y derecho a la huelga. El último informe del DANE así lo demuestra, 21 millones de personas en situación de pobreza monetaria y dentro de ellas, 7,5 en pobreza extrema. Cifra que devela el desastre causado por las políticas aperturistas y neoliberales de los últimos 30 años, es una tragedia nacional sin precedentes, esa es la fotografía que revela los sufrimientos a que están sometidos los colombianos que viven del trabajo. Sufrimientos que aumentaran sí la decisión de Duque y los partidos de gobierno, es seguir aplicando las recetas del Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y la OCDE, tal como lo demuestran las propuestas de reformas tributaria y de salud que ahondan la miseria de las clases medias y los trabajadores, mientras salvan como siempre a los súper ricos, al sector financiero y a las multinacionales y grandes empresas extranjeras, y de paso condenan a la ruina a las micro, pequeñas y medianas empresas que aportan el 80% del empleo nacional.

El panorama es sombrío, pero con mayor razón se necesita unir esfuerzos de todos los sectores económicos, políticos y sociales que son afectados por estas medidas para poder enfrentar con éxito la brutal arremetida del gobierno de Duque, todas las fuerzas del mundo del trabajo que tienen sus intereses atados al interés de la nación -trabajadores, comerciantes y empresarios nacionales- debemos fortalecer nuestros esfuerzos para hundir en primer lugar la reforma tributaria al igual que el resto de medidas que han expedido y piensan expedir en perjuicio de la mayoría de la población, como el proyecto 010 de salud, el decreto 1174 en materia laboral, etc.

El 21 de noviembre del 2019 y el 28 de abril del 2021 son ejemplos de movilización masiva y pacífica para expresar el descontento generalizado y la indignación de millones de ciudadanos, DIGNIDAD acompaña las protestas convocadas por el Comité Nacional de Paro y las centrales obreras, siempre que estas sean organizadas, pacíficas y con todas las medidas de bioseguridad. El gobierno de Iván Duque y los gobiernos locales deben respetar las manifestaciones y garantizar que la fuerza pública no reprima las protestas y mucho menos dispare sobre ciudadanos inermes como ocurrió en Cali y Pasto. Rechazamos los actos de vandalismo y violencia.

DIGNIDAD estará al lado de los trabajadores y el pueblo en las justas reclamaciones contra la política económica y social del gobierno.

Bogotá, 1° de mayo de 2021

Comité Ejecutivo Nacional del partido DIGNIDAD

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.