Daniel Hernández era oriundo de Guavatá, Santander, de una familia campesina vinculada a las luchas democráticas y a partidos y movimientos alternativos. Desde la década del 70 se relacionó y apoyó a los sindicatos y al movimiento juvenil del sur de Santander, que para entonces lideraban los sindicatos de carreteras, Telecom, los bancarios, la electrificadora y el magisterio, entre otros. Participó de la lucha por los servicios públicos que libró el Movimiento Comuneros 81 en los municipios de la provincia de Vélez. Se desplazó luego a otras regiones del país para lograr su subsistencia y desde hace más de 25 años se había radicado en el departamento del Quindío.

En Armenia se vinculó como militante del MOIR y desempeñó un papel muy comprometido con el trabajo de barrios y las tareas electorales, aportando toda su experiencia en la organización política y en la discusión de los problemas de la región, el país y el mundo. Trabajó duró en la construcción del Polo Democrático y alcanzó a enterarse y recibir con regocijo la concreción de la organización del partido DIGNIDAD. Participó en todas las campañas para elegir al senado a Jorge Robledo.

Tenía mucha facilidad para relacionarse con la población, aclararle los postulados nacionalistas y democráticos, construir organización, vincular a la gente en las tareas y ponerle mucha alegría y buen humor al trabajo gremial y político. Desbordaba optimismo y animaba con su actitud. Participaba en la vida interna con modestia y ponía mucho énfasis el la honestidad y la erradicación de la indisciplina.

Hizo trabajo de barrios en la Comuna tres de Armenia y siempre tenía una razón para llegar a sus vecinos y plantearles los problemas de la zona, sacándolo muchas veces a marchas y a plantones. Tuvo un papel destacado en la lucha contra las desmedidos cobros por valorización, que desde la alcaldía de Armenia se decretaban contra la población.

Fue sobresaliente y entusiasta su particiapción en la campaña de la consulta interna del PDA en 2010, acompañando la candidatura de Carlos Gaviria Díaz.

La penosa enfermedad no le restó fuerzas para mantenerse comunicado y cumplir con las tares partidarias y fue lúcido hasta los últimos días de su existencia. Daniel falleció el 2 de junio en una clínica de Armenia. Desde las filas de DIGNIDAD honramos su memoria.

DIGNIDAD hace llegar a su compañera Luz Helena Grisales, su hija María Isabel y su nieto Samuel, a la familia Hernández Tovar en Santander y a sus compañeros y amigos en Quindío, nuestras sentidas condolencias.

Armenia, 3 de junio de 2021

Una respuesta

  1. Siento mucho dolor por el fallecimiento de compañeros q han dedicado su vida al trabajo político protegiendo a la población más perseguida por estos gobiernos durante toda la historia. Han dejado una gran historia reflejada en su trabajo y un espacio difícil de llenar. Abrazo a sus familias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *