En memoria de Jesús Gereda

Palabras pronunciadas por Gustavo Triana, Secretario General del Partido Dignidad, en el funeral de Jesús Gereda

Murió el pasado domingo 12 de junio Jesús María Gereda Chacón, dirigente político y sindical, profesor e historiador nortesantandereano, nacido en la vereda Santa María del municipio de Toledo, y quien dedicara su vida a la defensa de la soberanía y la cultura nacionales y a los intereses de los trabajadores y los productores de Colombia.

Obtuvo el título de maestro en la Escuela Normal de Pamplona, el de licenciado en ciencias sociales en la Universidad Libre de Bogotá y se especializó en Enseñanza de Historia en la Universidad Santo Tomás. Trabajó como educador en el Norte de Santander en la Escuela Integrada No 26 de Cúcuta, en Arauca en el corregimiento Gibraltar y por 25 años fue profesor de la Escuela Normal Superior de Arauca. Puso sus conocimientos y todo el empeño en la tarea de organizar y presidir las luchas reivindicativas y políticas del magisterio, fue presidente y directivo durante varios periodos de la Asociación de Educadores del Arauca, ASEDAR, y cofundador de la Cooperativa de Educadores de Arauca, COOPEDAR.

Inició su vida política en el MOIR en la década de los 70 y se desempeñó como su secretario en los departamentos de Arauca y Norte de Santander. Cuando se puso a la orden del día constituir y organizar el Polo Democrático Alternativo lo hizo con disciplina y coherencia; de igual manera, una vez que se dieron las circunstancias políticas que condujeron a la escisión de ese partido y a la fundación de DIGNIDAD, ahí estuvo Chucho, siempre presente y animando las tareas organizativas. En el último periodo de su vida encaminó todos los esfuerzos a la construcción de la Coalición Centro Esperanza, y para ello aprovechó las relaciones fraternales y promovió con entusiasmo sacar adelante tareas como la candidatura de Sergio Fajardo por la Coalición Colombia en 2018. Su trabajo llevaba la impronta de la seriedad, el cumplimiento y la fuerza de los argumentos, despertaba confianza y compañerismo entre la gente con quien trabajaba.

Escribió los libros Las familias del antiguo continente radicadas en Arauca, sobre los inmigrantes, fundamentalmente sirio libaneses, que llegaron a fundar casas comerciales en el siglo XIX y Pioneros del viejo Sarare, en torno a la vida de los campesinos de los cuales él descendía que colonizaron el selvático territorio conocido como el Viejo Sarare, y que fueron expulsados de las haciendas por los terratenientes, prevalidos de la ley de tierras de López Pumarejo. Chucho también escribió varios artículos sobre la independencia de Colombia y sobre la importancia del pensamiento de Francisco de Paula Santander.

Jesús Gereda conoció las tierras del Sarare mucho antes de que se construyera la trocha. En 1948, cuando nació en su Santa María, reinaba un profundo silencio sólo roto por los animales de los montes y el campanear de las herramientas de trabajo. Años después, en 1955, la barahúnda de las máquinas que abrían las tierras lo asustaron y él, como tantos otros niños colombianos en esa ruralidad profunda que aún existe, primero se escondió y luego corrió detrás de las máquinas.

Muy hondas eran las raíces que lo ligaban a las tierras, sus habitantes y sus luchas. Y así como escribía con claridad meridiana sobre el papel de Santander en la gesta de la independencia de España, también lo hacía sobre la sabiduría y la picaresca de los campesinos, que parecían salidos de cuentos de Rabelais o de Cervantes.

El trabajo constante de Chucho en la política, la cultura, la historia y la educación es una imperecedera contribución que seguirá dando frutos. Jesús María Gereda Chacón fue un fogonero a toda prueba en la lucha por la soberanía y la democracia, nunca escatimó esfuerzo alguno en el cumplimiento de las tareas que imponía la lucha política y social. En la última etapa de su vida le puso gran énfasis a la organización y formación de los jóvenes.

A su esposa María Janeth Lizcano, a sus hijos Andrea Gereda Combariza y Ángel Jesús Gereda Lizcano y a sus hermanos Hernando, un abrazo solidario. Desde nuestro partido DIGNIDAD lamentamos tan irreparable pérdida.

¡Gloria eterna a su memoria!

Compartir publicación

Añade aquí tu texto de cabecera

Poner autor aquí

Sigue a   en sus redes sociales

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Compartir publicación

Me gusta esto:

Me gusta Cargando...
A %d blogueros les gusta esto: