Víctima de un complejo cuadro de salud y de Covid 19, falleció en la ciudad de Villavicencio, nuestro compañero Simeón Vega Casas. Desde su natal Casanare donde muy pronto inicio su vocación de lucha por los derechos de trabajadores y los sectores populares, se vinculó de manera entusiasta y comprometida al MOIR, participó activamente en la creación y consolidación del Sindicato de Maestros de Casanare (SIMAC) y desde la base y en el difícil magisterio rural, aprendió de lo duro de la vida campesina, a cuya población dedicó muchas horas extras de su oficio como maestro.

Pronto estuvo animando la batalla por que los campesinos pudieran acceder a tierras cultivables en Casanare y apoyó la creación de la organización campesina en su terruño natal. Cuatro barrios contaron con el activismo de Simeón para su fundación y legalización, cuando Yopal en medio del auge del petróleo creció sin prever la oleada de colombianos que buscaron refugio en ese departamento. Víctima de la violencia, por sus actividades sociales, pierde a su compañera a manos de grupos criminales y él mismo recibe amenazas que lo obligan a trasladarse al Meta para resguardar su vida y la del resto de su familia. Aprovecha este receso obligado y se gradúa como licenciado en filosofía e historia y posteriormente adelanta una maestría en Filosofía, para cuyo trabajo de tesis toma como tema el del desarrollo de las ideas de nuestro partido.

En el Meta contribuye a consolidar un trabajo encaminado a preservar los acueductos comunitarios de Villavicencio, y la defensa de los ciudadanos víctimas de los desafueros de las empresas de servicios públicos, contribuyó a crear una fuerte organización de estos usuarios. En esta actividad mostró su clase y habilidad para relacionarse con las gentes del pueblo, quienes rápidamente lo escogían como su vocero calificado.

Ante la necesidad de alentar y ayudar a organizar la lucha política y reivindicativa de Casanare, sin miramientos personales, regresa a su tierra natal y contribuye a organizar y reanimar las tareas del Polo Democrático, contribuyó a extender este trabajo por todo el departamento y luego a la construcción del nuevo partido DIGNIDAD, organización que en Casanare contó con su sello de trabajo y dedicación.

Simeón decide echarse al hombro tan titánico reto y gracias a su trabajo abnegado lo logró concretar, dejando una corriente nacionalista y democrática revitalizada, una corriente de seguidores de Jorge Robledo floreciente y un partido en vías de consolidación. La construcción de DIGNIDAD contó con el más decidido fogonero de la lucha por la soberanía y la democracia, que en Casanare, gracia a su tesón y sabia dirección, existe e influye de manera creciente y reconocida.

No había actividad de aliento a la lucha política y gremial que no contara con la decidida colaboración y la orientación de nuestro compañero. Simeón era el alma de las distintas resistencias que los casanreños libran en defensa de la soberanía, la producción, el trabajo, el ambiente y el mejor estar de su población. Nunca dudó en poner sus recursos materiales al servicio de la causa, sostenía el trabajo y la actividad política de él y varios de sus compañeros sin escatimar esfuerzos, entendió que la causa de los trabajadores solo la sostienen los propios trabajadores.

La pandemia no lo detuvo en su actividad y fallece con las botas puestas, como corresponde a los verdaderos dirigentes que con su ejemplo animan al pueblo en su organización y en la búsqueda de un futuro de dignidad para cambiar las infames condiciones a que lo someten sus malos gobernantes, contra quienes siempre luchó para derrotarlos y abrir el sendero de un futuro mejor para los colombianos.

Difícil reemplazarlo, pero con seguridad la semilla que plantó florecerá como selva impetuosa y diversa que contribuirá a que dirigentes de la talla de Simeón vivirán y serán ejemplo en la memoria de lo más distinguido de nuestro pueblo.

El Comité Ejecutivo Nacional de DIGNIDAD hace llegar las más sentidas condolencias a sus familiares y un saludo solidario a los compañeros de Meta y Casanare que compartieron tantos momentos de lucha y camaradería con Simeón. Trabajar por la consolidación de DIGNIDAD y de la Coalición de la Esperanza es el mejor homenaje que podemos hacer a la memoria de nuestro querido Simeón Vega Casas.

Gloria a su memoria!

Comité Ejecutivo Nacional de DIGNIDAD

Bogotá DC, 9 de mayo de 2021

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.