La Tributaria de Petro: progresiva pero mejorable

Jennifer Pedraza – Representante a la Cámara

29 de septiembre de 2022

Sigue a Jennifer Pedraza en sus redes sociales

El Gobierno del presidente Petro radicó su Reforma Tributaria (RT) con mensaje de urgencia para agilizar su trámite, por lo cual es apremiante poner sobre la mesa todas las consideraciones al proyecto y las modificaciones que requiere.

Esta Reforma se diferencia profundamente de las anteriores tributarias promovidas por la OCDE (Cortés, 2022) y Carrasquilla. Como no había pasado en los últimos 30 años, esta RT se compone principalmente de impuestos progresivos, que son aquellos que afectan más a las personas y empresas de más ingresos. Estos son el impuesto a la renta (de personas y empresas), al patrimonio, a las ganancias ocasionales y a los dividendos. Estos suman en recaudo esperado más de 13 billones de pesos: el 53% de la RT.

La Reforma limita los descuentos y deducciones en la renta para personas naturales y empresas, que afectará al 2,4% de las personas más ricas del país con incrementos progresivos. En empresas se eliminan varios beneficios tributarios indeseables, como el dirigido a mega inversiones, economía naranja y otros que Duque entregó en el año 2019.

La propuesta también vuelve permanente el impuesto al patrimonio para personas, que empezará a cobrarse para personas con más de 2.800 millones de patrimonio líquido y con tarifas desde el 0,5 hasta el 1. Este impuesto es totalmente progresivo, mientras una persona con un patrimonio de 3.000 millones pagaría una tarifa efectiva aproximada de 0,035%, un patrimonio de 5.000 millones pagaría aproximadamente 0,26% de su patrimonio, y con patrimonio de 50.000 millones sería de 0,926%. Aún así, sería conveniente incorporar más tarifas hacia esos patrimonios más altos, que pueden ser de 1,5% o 2% como plantea el profesor Jairo Orlando Villabona (2022) y otros académicos. Asimismo, con la reforma incrementan los impuestos a dividendos, volviéndolo progresivo y a las ganancias ocasionales.

Un impuesto muy valioso de esta reforma es el impuesto del 10% sobre exportaciones de petróleo y carbón que sobrepasen precios promedios de estos commodities. Este impuesto no es una idea sacada de la manga, es el aterrizaje práctico de teóricos latinoamericanos como Bresser- Pereira. Este economista encuentra en la “Enfermedad Holandesa”, o la “maldición de los recursos naturales” uno de los problemas estructurales de las economías no desarrolladas como las latinoamericanas: que el auge de precios internacionales de commodieties enfoca la inversión a estos sectores minero energéticos, dejando de lado el agro y la industria y promoviendo la desindustrialización prematura. Bresser-Pereira afirma que “la neutralización de la enfermedad holandesa se efectúa principalmente a través de la imposición de un impuesto o gravamen variable sobre las exportaciones de productos básicos” (2012, Bresser-Pereira, p. 354). Con este y una modificación al impuesto de regalías, se esperan recaudar 7 billones adicionales. Al sumarlo con los impuestos directos mejorados en la Tributaria, se recaudarían más de 20 billones de pesos, el 81% de toda la RT.

Si bien los aspectos positivos son el denominador de la iniciativa, la Reforma tiene varios puntos faltantes y otros inconvenientes para el país.

El primero es que no se propone un impuesto diferencial de renta para las Mipymes, esto es una necesidad urgente de años de los pequeños y medianos empresarios. La Asociación Colombiana de Pequeños y Medianos Empresarios -ACOPI- ha presentado varias iniciativas para que las micro, pequeñas y medianas paguen una tarifa de renta menor que las grandes empresas. El impuesto al Régimen SIMPLE de tributación no es un sustituto de la tarifa diferencial y está reforma no puede dar más espera. Acompañaremos la propuesta de ACOPI para que se convierta en ley.

A la RT le falta tocar las ganancias de los inversionistas extranjeros en portafolio. Se les ha reducido en las últimas tributarias el impuesto a estas utilidades en bolsa de valores y en deuda pública, que es necesario recuperar. Propondremos un incremento al tributo sobre estas utilidades, que mucha es especulativa y se lucra de la volatilidad financiera del país.

En un contexto de alta inflación, subirle el precio a los combustibles y al gas natural y licuado a través de los impuestos afectará mucho más el precio de bienes y servicios y el bolsillo de las personas de menos ingresos, entendiendo que no hay un sustituto hoy al uso de estos combustibles fósiles. Por esto, presentaré una proposición para eliminar la modificación del impuesto al carbono y mantener los beneficios para los combustibles en zonas de frontera.

El impuesto a los alimentos ultraprocesados incorpora muchos productos que, siendo perjudiciales para la salud, son fuentes de nutrientes que desafortunadamente no tienen sustitutos perfectos en el mercado, y mucho menos para las familias de menos ingresos. Esto debe eliminarse. Lo mismo ocurre con el impuesto a los plásticos de un solo uso en los que se empaquetan lentejas y arroz entre otros. En 2022 se aprobó el proyecto de ley de eliminación de estos plásticos, excluyendo los que se usan para el transporte de alimentos pero el nuevo impuesto en la RT los incluye y afectará el precio de alimentos de la canasta básica. No es conveniente y propondré eliminarlo.

En el caso de las bebidas azucaradas, resulta inconveniente que la primera medida de desincentivo sea un impuesto cuando no se han hecho campañas de desincentivo y programas de acceso de agua potable, hortalizas y frutas para las personas más pobres. Ahora, este producto sí tiene sustitutos perfectos (bebidas semejantes a gaseosas o agua). Por lo anterior, se requiere que esta propuesta no entre en vigencia inmediatamente y haya un compromiso real del Gobierno por hacer lo que hasta el momento no se ha hecho antes de aplicar este nuevo impuesto.

Incluiremos un nuevo artículo para introducir de manera inmediata una casilla de género en las declaraciones de renta (hombre, mujer, hombre trans, mujer trans, no binario). Esta diferenciación es fundamental para hacer investigación y proponer acciones de política pública con enfoque de género. Por otra parte, se deben mantener los beneficios tributarios a la producción cinematográfica nacional y a la educación e impresión de libros científicos y culturales. Presentaremos estas proposiciones.

Finalmente, la RT debe eliminar el impuesto a pensiones de más de 10 millones. La problemática de la inequidad en el sistema pensional debe atenderse mediante los esfuerzos dirigidos a la formalización del empleo, entre otras. Grabar las pensiones, además, resulta contrario a los preceptos constitucionales, como bien lo han explicado las centrales obreras y organizaciones de pensionados.

Como se observa, las modificaciones propuestas buscan aumentar el carácter progresivo de la reforma, poner a pagar más impuestos al 2,4% más rico del país y mantener o incrementar el recaudo propuesto para reducir la alta desigualdad que tiene Colombia. En suma, en mi condición de congresista declarada en independencia apoyaré lo bueno, pediré eliminar lo malo y corregir lo que sea susceptible de ser mejorado de la RT.

 

Bresser-Pereira, L. C. (2012). Structuralist macroeconomics and the new developmentalism. Revista de Economia Politica, 32(3), 347–366. https://doi.org/10.1590/S0101-31572012000300001

Cortés, D. [@DiegoCortesV] (2022, agosto 24). Revisando las recomendaciones de la OCDE en materia tributaria para Colombia (OECD Economic Surveys: Colombia 2022). En qué coincide la Tributaria de Petro: – Recorte a beneficios tributarios de empresas (como el ICA) y personas. – Subir impuesto a pensiones altas. [Tweet]. https://twitter.com/DiegoCortesV/status/1562443220411301888

Villabona, J. (2022). Los lunares del proyecto de reforma tributaria. UN Periódico. https://unperiodico.unal.edu.co/pages/detail/los-lunares-del-proyecto-de-reforma-tributaria/

Compartir publicación

Me gusta esto:

Me gusta Cargando...
A %d blogueros les gusta esto: