Feminización de la pobreza: una de las evidencias de la última encuesta multipropósito de Bogotá

Tomado de: Instituto de Estudios Urbanos de la Universisdad Nacional – IEU

Liliana Castañesa – Edilesa de Teusaquillo

15 de agosto de 2022

Sigue a Liliana Castañeda en sus redes sociales

En 2022 se dieron a conocer los resultados de la cuarta encuesta multipropósito de Bogotá. Es la segunda que incluye las zonas rurales. En esta oportunidad se realizaron 380 preguntas y se aplicó a 292.281 personas en 21 municipios y siete centros poblados y rurales. ¿Cuáles fueron los grandes ejes abordados en la encuesta?

La encuesta cubre trece grandes temas relacionados con las condiciones físicas de las viviendas y los entornos de las mismas, condiciones habitacionales de los hogares, servicios públicos y acceso a TIC, percepción sobre las condiciones de vida, el desempeño institucional y gastos del hogar.

Se obtuvieron también datos demográficos de las personas encuestadas. Su estado de salud, educación, uso de tecnologías, participación en organizaciones y redes sociales, empleo y cuidado de niñas y niños menores de cinco años. 

La encuesta hace un gran ejercicio ilustrativo sobre el estado de viviendas, hogares y personas tras la emergencia sanitaria declarada por la pandemia de COVID-19.

Bogotá tuvo crecimientos importantes de población, principalmente en el siglo pasado. ¿Esta tendencia se mantiene? ¿Cómo han influido las tasas de natalidad, mortalidad y migración?

La tendencia que hizo crecer a Bogotá de manera desmedida en la década de 1960 se ha venido invirtiendo desde hace varios años. Empezamos a vivir lo que expertos y expertas denominan segunda transición demográfica, que consiste en un descenso de los niveles de fecundidad por debajo de los de mortalidad, aunque aún no tenemos tasas negativas de crecimiento vegetativo. La encuesta muestra que las tasas de natalidad y mortalidad se redujeron. Por ello, se acentuó la disminución del tamaño de los hogares.

Esta encuesta se presenta tras la pandemia, esto hace que ciertos problemas estructurales se notaran o profundizarán más. ¿Cuál es el resultado en términos de pobreza y pobreza extrema?

El DANE indicó que el año 2021 terminó con pobreza 4 puntos menor que el registrado al comienzo del mismo año (35,8% versus 40,1%). Pero la situación social sigue siendo más grave que la existente antes de la pandemia, cuando se registró una pobreza monetaria del 27,2%. 

A propósito de esta crisis agudizada con la pandemia y las insuficientes medidas tomadas principalmente desde el gobierno nacional, la Encuesta Multipropósito de 2021 mostró que 4 de cada 10 personas en la ciudad registraron disminución en sus ingresos y que 3 de cada 10 debió recortar su gasto en alimentación. 

Esto con una profundización de la feminización de la pobreza y la vulnerabilidad, pues hubo un aumento progresivo de la jefatura femenina en los hogares, la cual llegó al 45,9%.

El empleo fue uno de los sectores más afectados por la pandemia ¿Cuáles fueron los resultados en ese sentido?

Aunque no sea un dato que arroje la encuesta, es necesario poner como contexto que más de 53.000 empresas tuvieron que cerrar por la crisis económica y desaparecieron más de 500.000 empleos durante el segundo semestre de 2020. Los efectos de la destrucción del aparato productivo aún se sienten en la ciudad: una de cada cinco personas encuestadas perdió su empleo y la categoría ‘trabajo’ es la peor calificada entre las y los capitalinos en términos de satisfacción.

Otra revelación importante de la encuesta es que el cuidado de las niñas y los niños recae casi exclusivamente en la familia: casi 3 de cada 5 menores de 5 años están la mayor parte del tiempo entre semana en casa y bajo el cuidado del padre o la madre. Si esta cifra se complementa con datos de la Secretaría Distrital de la Mujer y la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo del DANE, sabremos que la carga de trabajo de cuidado no remunerado recae en más del 85% de los casos en las mujeres.

En la encuesta también se abordó el tema de la seguridad que es una de las mayores preocupaciones ciudadanas. ¿Cuáles fueron los hallazgos?

La encuesta sondea el ánimo de las y los habitantes de la ciudad sobre variables de seguridad ciudadana. Al respecto indica que 65% de las personas encuestadas se sienten insatisfechas por la seguridad de los sitios que frecuentan. Además, la población habitante del 20% de las viviendas consultadas considera que se encuentra cerca a sitios peligrosos, como los expendios de estupefacientes.

Es importante leer estos resultados no solo en términos urbanos y rurales sino metropolitanos ¿Cuáles son esos retos que se plantean a esta escala?

Hay un reto claro de ordenamiento territorial urbano y rural de escala metropolitana en el que confluyen distintos sectores de la sociedad con los gobiernos distrital, municipales y departamental.

La falta de articulación entre la capital y el resto de la región central del país ha generado déficits mayores de acceso a servicios públicos, equipamientos, empleo cercano y de calidad en los municipios aledaño. Esa relación desigual se traduce en déficits de vivienda, pobreza, recarga de trabajo de cuidado en la familia, movilidad precaria y reducción de ingresos. 

Los términos de esa articulación no pueden estar únicamente en manos de los gobiernos de Bogotá y el departamento de Cundinamarca, sino que deben ser objeto de una amplia discusión democrática, que lamentablemente quedó seriamente restringida en la Ley de Región Metropolitana aprobada por el Congreso.

*187

Realizada por: Liliana Castañeda Morales 

*Feminista. Politóloga y Magíster. en urbanismo de la Universidad Nacional de Colombia. Edilesa de Teusaquillo (Partido Dignidad), expresidenta del CTPD y Consejera Territorial de Planeación Distrital.

Las opiniones contenidas en este artículo no expresan la posición institucional del Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional de Colombia.

Compartir publicación

Me gusta esto:

Me gusta Cargando...
A %d blogueros les gusta esto: