Desde cuando el Comité Nacional de Paro que presiden las centrales obreras y de pensionados, las organizaciones de estudiantes, productores agropecuarios, transportadores de carga y de pasajeros, artistas, comunidades indígenas, entre otros sectores, convocaron a protestar de manera organizada, pacífica y por el hundimiento de las reformas tributaria y de salud y el Pliego de Emergencia, nuestro partido DIGNIDAD ha respaldado y acompañado el paro nacional del 28 de abril y las protestas siguientes.

Los reclamos ante la desatención por parte del gobierno a la aguda crisis económica y social que padece el país desde antes de la emergencia sanitaria, el manejo de la pandemia que condujo a favorecer los bancos, los importadores de alimentos y mercancías que podemos producir, la intermediación financiera de las EPS, a multinacionales que recibieron subsidios a la nómina, mientras tanto se niegan la renta básica a las familias sin ingresos, la matricula cero para los estudiantes de las universidades públicas, el auxilio a la nómina de las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas nacionales, la condonación de deudas, subsidios y garantía de la compra de cosechas para el sector agropecuario, suspender las importaciones de arroz, lácteos, carnes, papa, cebolla, entre otros productos, entre otros pedidos.

Al delicado panorama anterior se le agrega el tratamiento con uso excesivo de la fuerza por parte de la policía, el Esmad y el ejército a las manifestaciones que ha causado la muerte a varios ciudadanos, principalmente a jóvenes. Por supuesto que las protestas crecieron en cantidad e intensidad y la inmensa mayoría de los colombianos apoyó las peticiones de los organizadores y rechazó la postura del gobierno.

Retirada la nefasta reforma tributaria, hundido el proyecto de ley 03 de plataformas de transporte individual, y habiendo renunciado el ministro Alberto Carrasquilla, la situación aconseja el diálogo y la concertación, como muy acertadamente lo expuso la Coalición de la Esperanza en reunión con el presidente Iván Duque.

DIGNIDAD Reafirma el apoyo al diálogo con base en lo siguiente: Negociación del gobierno nacional con el Comité Nacional de Paro, retiro del proyecto de ley 010 de reforma a la salud, garantías para las movilizaciones organizadas y pacíficas e investigación y castigo a los responsables del uso excesivo de la fuerza pública.

Los organizadores y manifestantes deben rechazar todo brote de violencia y vandalismo, ya sea contra los servidores públicos o contra cualquier ciudadano, así como los daños a bienes públicos o privados y evitar bloqueos que incomuniquen las ciudades o impidan el acceso al transporte público y propicien escasez de alimentos, medicamentos y combustibles. Las conductas anteriores disminuyen el respaldo de la población a las justas protestas y reclamos. Toca estimular la

Implementación de las necesarias medidas de bioseguridad para evitar más víctimas como consecuencia del contagio con Covid 19.

Bogotá 12 de mayo del 2021

COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL

Juan Manuel Ospina – Presidente

Alba Luz Pinilla – Vicepresidenta

Gustavo R. Triana Suarez – Secretario General

 

 

Una respuesta

  1. la lucha justa del pueblo debe primar ante todo y no dejarse incitar por los organismos de control ni los vándalos infiltrados por el gobierno para desacreditar las marchas populares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *