Tomado de: TotusNoticias

Sobre la decisión del Consejo Nacional Electora, que avala a Dignidad con su personería jurídica, el diputado antioqueño —y presidente del partido Dignidad en Antioquia— Luis Peláez señaló que con esto, se convierte en el único diputado por la recién reconocida colectividad en la Asamblea de Antioquia.

Sobre el futuro del Polo Democrático en el departamento, ahora sin figuras políticas como él, Peláez dijo lo siguiente:
“Yo de corazón espero que tengan un futuro muy próspero. En Antioquia todavía quedan figuras representativas del Polo como Luz María Múnera, Martin Román, Manuel García, Carlos Mario Tabares. Y algunos que seguramente llegarán. Yo al Polo le agradezco mucho y por eso espero que salga adelante en todo lo que se proponga en Antioquia”.

Al preguntarle sobre cuál cree Peláez que va a ser el factor diferenciador entre Dignidad y el Polo en Antioquia, el diputado señaló que:

“El programa de Dignidad es más amplio, no solo es un partido de izquierda. Es un partido de indignados, siendo de centro izquierda mucha de la parte que estamos. Nosotros, más que crecer como partido, queremos proponer un cambio para unir a Colombia con nuevas propuestas”.

Las principales propuestas de Dignidad se mueven en torno a lo siguientes puntos extraídos de su “Programa para unir a Colombia”:

Rechazar la injerencia de cualquier país en asuntos internos, tales como la política económica y el modelo de desarrollo, la forma de gobierno y los asuntos de defensa y relaciones exteriores.

Promover una verdadera democracia política y social en Colombia. Abogar por la garantía y respeto de los derechos de las personas a ejercer y promover sus ideas políticas en el marco de un Estado democrático y pluralista. Rechazar el uso de la violencia y el terrorismo para resolver los conflictos políticos, económicos o sociales.

Impulsar medidas que defiendan y fortalezcan el aparato productivo nacional a partir de un modelo de desarrollo de economía mixta, en el que se respete la propiedad privada y se promueva el crecimiento económico y la generación de riqueza dentro de la sostenibilidad ambiental y cultural, y dirigido a eliminar las desigualdades.

Realizar una reforma laboral democrática que restituya los derechos conculcados a los trabajadores, fundamentalmente mediante el restablecimiento de los contratos laborales y la eliminación de formas precarias de contratación.

Aumentar los sueldos y los salarios, según las ganancias reales de las empresas estatales y privadas, de tal manera que se eleve la capacidad adquisitiva de la población a la vez que se protege la producción nacional.

Promover una política nacional de lucha contra el tráfico de narcóticos. Actuar de común acuerdo con otros países y en los diversos organismos multilaterales, para buscar soluciones conjuntas y de fondo al problema del narcotráfico, en especial contra las drogas duras, el lavado de activos y sus delitos asociados.

“El programa lo reestructuramos hace unos meses, aunque vamos a mejorar el programa en nuestro congreso a nivel nacional, que se está organizando después de obtener la personería jurídica”, señaló Peláez.

En síntesis, según Peláez, el proyecto político de Dignidad es de una vocación más amplia que busca puntos en común con la centro-izquierda colombiana. Actualmente dicha colectividad posee siete propuestas globales que definen su hoja de ruta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.