El gobierno de Iván Duque ha sido absolutamente negligente en la atención de la situación producto del COVID 19, sin embargo, la profunda crisis que atraviesa nuestro país no obedece exclusivamente a la pandemia, sino que es muy anterior y producto de la política económica y social implementada en Colombia. En medio del tercer pico de contagio el gobierno nacional presenta una reforma tributaria contra la clase media y los sectores vulnerables del país, en beneficio del sector financiero y del capital extranjero.

Duque pretende gravar con IVA a los servicios públicos domiciliarios, aumentar la sobretasa a los combustibles, impuesto a las pensiones, recaudar cerca de 7,3 billones en IVA a bienes intermedio que encarecen los productos de la canasta básica familiar y recibir 17 billones de pesos a través del pago de renta de más colombianos. Todo esto, constituye un duro golpe a la clase media, los asalariados y los sectores populares del país.

En la reforma, Duque incluye un cheque en blanco para otorgarse facultades extraordinarias y adelantar una reforma administrativa, que incluye el congelamiento de los salarios de los empleados públicos y la imposibilidad de la necesaria ampliación de planta en la nómina del Estado. Esto constituye, además, una afrenta al sindicalismo y la negociación colectiva que tiene como principio el mejoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores.

La reforma tributaria de Duque y Carrasquilla tiene incluida una reforma laboral, inconsulta e improcedente, en la medida que propone la eliminación de los parafiscales y de los aportes a las cajas de compensación familiar.

El gobierno nacional se ha negado a atender las alternativas de recaudo de dineros que no afecten a la mayoría de colombianos y que sean los grandes ricos quienes se metan la mano al bolsillo. Es necesario que todos los sectores democráticos nos vinculemos al Paro Nacional del próximo 28 de abril, convocado por el Comité Nacional de Paro para hacerle frente a la reforma y exigirle al Congreso de la República que hunda el proyecto.

Desde DIGNIDAD Bogotá llamamos a nuestros afiliados y afiliadas a salir a las calles para pasar de la indignación a la digna acción. El punto de encuentro será el Parque Nacional desde las 9:00 a.m.

Por vida, paz, democracia.

Contra el paquetazo de Duque y la reforma tributaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.