¿Todos los políticos son iguales?

Rafael Espinel Paez

16 de febrero de 2022

Con justa razón la gente está mamada de la situación que vive el país, agravada desde cuando entró en vigencia la Constitución del 91, con el recetario del Consenso de Washington, y que la pandemia empeoró todavía más. Se culpa a la corrupción, a los politiqueros que se enriquecen con el erario público. Y es cierto. Pero los más estudiosos ven como causa principal del desastre las políticas implantadas por los malos gobiernos en las últimas tres décadas.
Con la corrupción y el enriquecimiento ilícito campea la pobreza. El desempleo para Cúcuta, según datos del DANE e Informa Caracol es de 16,9% y la ciudad está en el primer puesto de la informalidad con el 69.6%. La constante alza de los servicios públicos, la deficiente prestación de la salud y la educación y ni hablar de la carestía de los alimentos y de los insumos necesarios para producir bienes y servicios, se han vuelto una carga insoportable para la población.
En fin, estamos ante un panorama desolador. Lo grave es que cada vez que hay elecciones se vuelve a reelegir a los causantes del desastre como si no pasara nada, ¿por qué? Se supone que el pueblo debería cambiar a quien mal los ha representado. ¿Qué está pasando entonces?
Los mismos con las mismas se vienen reeligiendo aprovechando la pobreza y la ignorancia, porque unos cuantos se dedican a comprar votos con comida, dinero y puestos públicos. Se adoba el fraude provocando miedo en la gente, como cuando a los niños se los asusta con el coco. Todo les permite a los politiqueros llevar a los votantes como ovejas al matadero.
Además están corriendo la bola de que “todos los políticos son iguales”. La gente dice entonces, como todos son iguales, votaré por el que mejor pague el voto, “así algo les saco a esos HP”. Otros votan en blanco creyendo ingenuamente que con eso resuelven el problema y no se dan cuenta de que este voto de protesta es solo un saludo a la bandera y que los mandamases seguirán muertos de la risa.
Afortunadamente, en esta campaña se está consolidando la Coalición Centro Esperanza y ahí entre los cinco candidatos está Jorge Robledo, persona que sí conoce de economía, que propone renegociar los TLC y que sabe cómo empezar a hacer el cambio que Colombia necesita.
Luego, mi voto el próximo 13 de marzo es así: pido el tarjetón de la Consulta de Centro Esperanza y marco a Jorge Enrique Robledo. Para el senado hay más de cien candidatos de altísima calidad, pero como solo se puede votar por uno, voy a marcar en el tarjetón CENTRO ESPERANZA por mi amigo de Dignidad Jorge Gómez No 15 y para la Cámara por Norte De Santander por Mileiby TIQUE No 102, valiente mujer que sobresale en esta sociedad tan hostil hacia las mujeres. ESTO ES EN SERIO.

Compartir publicación

Me gusta esto:

Me gusta Cargando...
A %d blogueros les gusta esto: