Lo que hay no es suficiente. Vamos juntas por nuestro derecho a una vida libre de violencias

Mujeres con DIGNIDAD

24 de noviembre de 2022

El 25 de noviembre de 1960 fueron asesinadas las hermanas Mirabal, por ser lideresas, políticas y libertarias a favor de la justicia del pueblo y, además, por ser mujeres que se convirtieron en una amenaza para el dictador Rafael Trujillo en República Dominicana. A raíz de este suceso en todo el mundo se conmemora el día Internacional de la eliminación de la Violencia contra la Mujer. 

En Colombia ocurren 3 casos de violencia basada en género por hora y solamente un 10% de las víctimas acceden a algún servicio institucional. La impunidad es del 98% en cifras de la Procuraduría General de la Nación. El país tiene serias deficiencias tanto para prevenir las violencias contra las mujeres, como para garantizar acceso a la salud, incluyendo la salud mental, protección y justicia y que las mujeres y niñas no terminen revictimizadas o sean atendidas con negligencia.

Queremos, desde Dignidad, que la promesa del gobierno colombiano de liderar un plan de choque para la prevención y eliminación de todas las formas de violencia contra la mujer se haga realidad, que se incluya el enfoque de especial afectación a las mujeres en los sistemas de alertas tempranas y que avancemos en la formación de funcionarios sensibles y responsables con el enfoque de género y que contribuyan a reducir la impunidad. Tener mujeres en el gabinete, no es suficiente.

El patriarcado y el machismo en Colombia tienen muchas formas de representar dominación, explotación, agresión y violencia. La pobreza y la exclusión están feminizadas y por eso el incremento de los precios, la inflación y la dependencia económica nos afectan más a nosotras. El recién aprobado impuesto a los productos de la canasta familiar como la arepa precocida, cárnicos, chocolate de mesa, entre otros, incrementa la pobreza de tiempo de las mujeres y afecta sus cargas de cuidado que al día de hoy son más de seis horas por día.

Adicional a esto, para las mujeres racializadas o excluidas por su condición de orientación sexual, clase o edad, es más difícil el acceso a alimentos frescos, lo que va a ser más grave si perdemos soberanía alimentaria. Recordemos que 42.9% de las mujeres jefas de hogar viven en situación de pobreza y que la tasa de desempleo femenina es 5% superior a la de los hombres. 

Las hermanas Mirabal nos enseñaron la inevitabilidad que tenemos de recurrir a organizarnos y movilizarnos para visibilizar los distintos tipos de violencia contra las mujeres, tanto la fisica que es la más visible, como la económica y política. Las Mujeres con Dignidad sabemos que falta mucho y que se empieza en nuestra propia casa donde hemos dado pasos para ser el partido incluyente y respetuoso que todas queremos. Seguiremos acompañando a las colombianas en el logro de la equidad y la participación efectiva y segura de las mujeres en la lucha política y social. Juntas somos más fuertes.

 

Bogotá, 24 de noviembre de 2022.

 

COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL DE DIGNIDAD

Compartir publicación

Me gusta esto:

Me gusta Cargando...
A %d blogueros les gusta esto: